Reivindicación del turista (y del periodista)